La gran desinformación

Pues sí que hacía ya un tiempo que no escribía un artículo. Viajes de trabajo, las vaciones de Navidad… en fin, que “ha sido complicado”, pero la verdad es que eso sólo son excusas, por que en realidad tenía en mente escribir de nuevo en el blog: la cuestión es que no encontraba la inspiración o el tema adecuado.

Han sucedido últimamente muchas cosas interesantes sobre las que hablar (rebelión en Argelia y Egipto, recortes sociales impuestos por el FMI en Europa, Islandia que se niega a pagar la deuda y encarcela a su banqueros…ya hablaremos de ello), sin embargo lo que me ha hecho sentarme de nuevo al teclado es algo que me sucedió el domingo pasado.

Os cuento: se dio la circunstancia de que tenía que esperar una hora en un lugar y decidí comprar un periódico, del que me dió tiempo a leer los titulares, un vistazo rápido de los artículos (pasando la vista por encima) y me dió tiempo de leer al completo cuatro o cinco artículos que llamaron mi atención. Eso es todo. Aparte de esto, por la noche vi las noticias en la televisión, donde en unos 25 minutos se trataron unas 15 noticias (¿unos dos minutos por noticia?) y antes de dormir, durante unos 15 minutos, di un repaso rápido a noticias internacionales en una web de noticias independientes que suelo seguir. Conclusión: había pasado en un día casi dos horas recibiendo “información” sobre la situación global y sin embargo me di cuenta de que no sería capaz de sentarme a escribir 30 líneas dando mi opinión fundada sobre lo que había leído.

Podéis pensar “claro, es que no prestas atención a lo que lees” o “es que eres un poco torpe y no sabes extraer de los medios la información real”… puede ser culpa mía, no digo que no, sin embargo, cada vez que escribo un artículo sobre un tema político, social, económico o de pensamiento, paso varias semanas documentándome, leyendo opiniones a favor y en contra, contrastando fuentes, todo ello para poder lanzarme a dar mi opinión sobre un tema en concreto sin caer en la manipulación de un periódico, una web o donde sea que se lanza la noticia. Creo que la distancia que hay entre el titular y la realidad es inmensa, y esa distancia me abruma y me preocupa.

Estamos todo el día expuestos a información, a noticias, ¡tenemos libertad de expresión!, escuchamos a un bando y a otro en la televisión, sin embargo, para hacerse una idea medianamente real de lo que nos rodea debemos hacer un importante esfuerzo intelectual de estudio e investigación, porque si no, caemos en los círculos “baratos” de manipulación.

¿No os parece terrible esta idea? Me refiero al hecho de que a diario nos decantamos por una idea u otra, compramos una cosa u otra, votamos a uno u otro, etcétera, pero a la vez nos damos cuenta de que para realizar dichas acciones con conocimiento de causa deberíamos dedicar horas de estudio a la causa concreta.

Esta idea espanta cuando te paras a pensarlo fríamente, porque descubre la facilidad con la que se puede manipular la opinión pública: nadie (en general) se para a pensar las cosas con detenimiento, ya que todo a nuestro alrededor impone una velocidad vital y un consumismo aplicado también a las comunicaciones que impide el análisis de la información: da un poco de miedo. ¿Puede ser que la avalancha de información que ingerimos a diario sea una forma de mantenernos desinformados?

Imaginemos por un instante una noticia bomba (inventemos que, por ejemplo, el gobierno decide que todos los españoles tienen que trabajar dos años más… – oh, wait! – ): la publicamos y al día siguiente, y al siguiente y al siguiente, sigo sacando montañas de otros titulares no relacionados, y si puede ser, un poco polémicos (Sinde…). ¿No es esto una forma de ocultar el impacto de las decisiones que se toman a nuestras espaldas?

Sé que la gente no se plantea este tipo de cosas en su día a día, (“sería para volverse loco”), pero para los que lo sentimos así (¿hay alguien más ahí?) es una fuente contínua de dos cosas: desconfianza a lo que escuchas (sabes que siempre hay otra forma de ver todo) y a la vez invitación a profundizar en las cosas que se dan por hecho en nuestra sociedad, de ahí el origen de este blog.

En fin, primer planteamiento del 2011.
¿Ideas, opiniones, insultos? Estoy deseando escuchar lo que pensáis al respecto
Un saludo,
Juan Fernández

Créditos imágenes: imagen 1 –  imagen 2

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Filososfía y literatura, Política y sociedad y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

15 respuestas a La gran desinformación

  1. Estoy de acuerdo contigo. Antes, yo era un ávido lector de actualidad, pero la sobreinformación me ha ido provocando una especie de reacción alérgica, y desde hace un tiempo, procuro consumir mucha menos información de este tipo.

    Hace ya diez años que escuché hablar, por primera vez, de ese problema. Fue en un foro de debates en el que participé, y donde se hablaba de las incipientes “nuevas” tecnologías de la información. Entonces no éramos capaces de imaginar el volumen de datos que llegarían a acosarnos diariamente.

    Creo que estamos en pañales en lo que a gestión de la información se refiere, algo que las generaciones venideras probablemente ya traigan de serie. Pero en cualquier caso, es evidente la necesidad de buscar esos mecanismos de organización, clasificación, verificación y contraste. Seguramente, la clave está en aprender a filtrar y quedarse con lo realmente importante.

    Otra reflexión al respecto es que la globalización de la información, en lugar de provocar un efecto de conciencia colectiva, posiblemente nos lleve a un escenario más local donde acabemos preocupándonos más de lo que sucede en nuestra ciudad, o incluso en nuestro barrio, antes de echarle un vistazo a la situación de Oriente Medio o de China.

    Gracias por este soplo de aire fresco, Juan.

    Un abrazo.

    • fandez2010 dijo:

      Hum! Respecto a la gestión de la información, sería bastante interesante una forma de contraste de noticias. ¿No sería genial tener un buscador de noticias que al final de cada artículo enlazara a la misma noticia contada por otros medios?

      Si alguien quiere una idea de negocio web interesante, ¡ahí va! 🙂
      Gracias por el comentario, Eduardo

  2. Cuñao 1 dijo:

    Ya era hora de que el mejor blogero del planeta se dejara caer. Se te echaba de menos.
    En cuestiones de grupos mediáticos y desinformación, lo mejor es basarse en la experiencia propia.
    La mía, es que cada vez que he vivido una noticia en primerísima persona, cuando la he visto reflejada en los medios de comunicación, NUNCA se ha correspondido con la realidad que yo viví. Esto se ha cumplido SIEMPRE, por lo que pienso que la prensa nunca presenta una realidad objetiva.
    Las conexiones entre grupos mediáticos y partidos políticos son evidentes y el tufo de cualquier medio de comunicación, hace que haya que dudar de la información y que los artículos de opinión tiendan siempre hacia una u otra ideología. Hay diarios de información general que en su portada explicitan que son independientes y no necesitas ni abrirlos para comprobar que la independencia sólo se encuentra en la alfombrilla del anucio de IKEA de la página 6.
    Abrazo grande.
    P.D. Hay cervecita fría en la nevera.
    U

    • fandez2010 dijo:

      “el mejor blogero del planeta”… hala, hala, qué exagerado… tú si que lees pocos blogs! Jaja!

      Me preocupa tu frase “la prensa nunca presenta una realidad objetiva”: ¿existe dicha realidad? Creo que ante un mismo hecho, dos espectadores ven cosas diferentes según muchos factores, por lo que para mí el concepto de realidad objetiva se me difumina cada vez más… la inquietud crece…

      ¡Me apunto lo de la cerveza! 🙂
      Un abrazo

  3. J.Belano dijo:

    Totalmente de acuerdo con todo, pero más aún con que la globalización tiende a la regionalización… precisamente por esa “densidad desinformativa”, al final, lo que ves es lo que crees.

    Creo que esta teoría de la Comunicación define más o menos de lo que estamos hablando en este (agradable) rincón.

    http://es.wikipedia.org/wiki/Teor%C3%ADa_de_la_agenda-setting

    Un saludo.

    • fandez2010 dijo:

      Gracias por compartir el concepto de “Agenda Setting”: me parece muy interesante.

      El hecho de que dediquemos 20 minutos de las noticias al deporte ya es un indicador de por donde van los tiros en este asunto: es más importante el último fichaje del equipo X que miles de noticias que afectan a nuestra forma de vivir, nuestra política, nuestras relaciones internacionales, cientos de vidas…

      Muchas gracias por el comentario
      Un saludo

  4. Juan F.P. dijo:

    Tan es así que a veces puedo caer en la tentación de dejar de leer noticias que me inducen a pensar en los que ALGUIEN quiere que piense, a usar productos que ELLOS quieren que use o deje de usar. Al final decido leer, pero usando gafas, pero con filtro. Unas gafas que me sirven para discernir sobre lo que es información y lo que es deformación, pero siempre con ese trasfondo que me lleva a pensar que siempre hay gente buena a mi alrededor que quiere hacer el bien a los demás, y si haces el bien pensando en el otro más que en ti mismo, ahí no cabe la manipulación.
    Me alegro de verte de nuevo escribiendo. Lo que sale del corazón en favor de los demás, siempre merece ser comunicado.

  5. Paco Torres dijo:

    Muy interesante lo que dices.

    El periodismo digital se transformó a partir del 11-S. La gente necesitaba saber mas y que la información se actualizara al instante. Por entonces algunas webs publicaban contenidos por las mañanas y, como mucho, lo hacían también por las tardes. Todo eso cambió. Y estamos pagando por ello.

    Las webs de noticias juegan con nosotros. Varían los titulares minimamente para hacerte leer la misma noticia que has leído hace escasas horas, cambian las noticias de sitios y les cambian las fuentes para que entres en noticias que ni te interesan, etc. Te saturan y en algunos casos se esta llegando a comprobar que hay personas adictas a ver constantemente dichas noticias.

    Una vez hice el experimento de no ver ninguna noticia ni por tele ni por Internet durante un mes…

    No pasó nada…

    Paco.

    • Sergio dijo:

      Hola Paco,

      Me encantan los dos últimos párrafos que comentas.

      Yo hago cada cierto tiempo el mismo experimento, y te puedo decir que en mi caso no suele pasar nada… en el mundo, pero sí que me sirve para aprender a ver el mundo desde otra perspectiva y para crecer desde fuera del torbellino mediático: las cosas importantes se aprenden poco a poco, mientras el mundo sigue su alocada carrera…

      Saludos,
      Sergio

  6. Sebas dijo:

    Hola Juan!

    Comparto contigo la mayoría del artículo, está muy bien explicada tu reflexión.

    Sobre tu pregunta:

    ¿Puede ser que la avalancha de información que ingerimos a diario sea una forma de mantenernos desinformados?
    La respuesta es un sí rotundo. Y a eso le puedes sumar La doctrina del shock, una teoría muy interesante y que va más allá de que dicen los medios de comunicación, también pone de manifiesto la manipulación ejercida desde la forma de tomar decisiones por parte de los gobiernos.

    Un saludo! Nos leemos 😀

  7. Sandra dijo:

    Hola Juan,

    Soy Sandra, de solidarios, tu compañera de Atocha Miércoles.
    Lo mismo te parece una perogrullada y para nada a la altura de tus comentarios, pero es que esta entrada en el blog me ha recordado a una de las primeras cosas que me enseñaron en programación, y es que tan malo es la falta de documentación como un exceso de ella. Vamos lo que viene siendo ni tanto ni tan calvo. Me encantaría tener todo el tiempo del mundo para poder contrastar las noticias en unos y otros medios, pero como no lo tengo, y como no confío en que ningún medio pueda ser realmente objetivo, intento estar al tanto de las noticias y realmente ocupar mi tiempo en cambiar alguna de ellas.

    Aun así, intento sacar un ratejo todos los días que puedo para leerte. Nos vemos
    Besos.

  8. Sergio dijo:

    Hola Juan,

    Creo que has dado en el clavo con uno de los puntos más influyentes en nuestra sociedad actual. Hace muy pocos días un familiar comentó algo muy relacionado con todo esto que escribes:

    Recibimos mucha información, pero no dedicamos el tiempo necesario para asentarla, de modo que nuestra capacidad analítica se está reduciendo.

    En alguna ocasión me he preguntado cómo podía ocurrir que hubiera gente que tuviera una capacidad de razonamiento tan estructurada mientras que la mayoría de la gente simplemente comenta lo primero que se le viene a la cabeza… ahora ya tengo por dónde empezar.

    ¡Gracias por compartir con nosotros estos pensamientos tan interesantes!

    Un saludo,
    Sergio

  9. Sandra dijo:

    El otro día me acorde de esta entrada tuya, porque vi un anuncio en la tele (no me digas que anunciaban que no lo recuerdo) que decía que estamos “INFOXICADOS”.

    ¿Exceso de información? Depende…a mi me encantaría que mi empresa se pasase informándome sobre su política salarial y porque estamos sin subida…puffff…negra estoy hoy.

    ¿Qué tal por Portugal?

    Besos

  10. Jaime dijo:

    Es difícil ser objetivo. Al igual que las personas tienen libertad de expresión y opinión la prensa y televisión también los tiene, siempre habrá periódicos y canales de izquierda o de derecha pero no hay ninguno objetivo con algún ideal concreto. Tú, es decir, la persona humana, a la hora de informarse es libre de decidir donde, cuando y como hacerlo. De tal modo que tus ideales y tu forma de ver la noticia se adecuará a tí. Si la prensa es objetiva como dices, ‘el pueblo’ exigirá diversidad de información y nunca se mostrará satisfecho.

    Saludos.
    Soy Jaime De La Casa
    Gran blog. He buscado muchos artículos hasta que por fin he encontrado uno que no estoy de acuerdo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s