Sobre la reducción de los presupuestos sociales

Últimamente estamos asistiendo a una ola de noticias sobre reducción de los presupuestos debido a la crisis: se reducen los presupuestos estatales, regionales e internacionales en porcentajes altísimos. De esta forma, a la situación ya alarmante de las economías mundiales, se agregan nuevos problemas, que en nuestro país se traducen en reducción de las partidas presupuestarias destinadas a servicios sociales.

Con las tasas de paro que tenemos y la pésima situación de la vivienda, la situación que se está viviendo en la calle es penosa: el aumento de personas que se ven obligadas a vivir sin techo no para de aumentar a un ritmo espeluznante, y esto es sólo el comienzo.


El Ayuntamiento de Madrid (y éste es sólo un ejemplo) ha comenzado poco a poco a cortar servicios de comedores públicos, ha recortado las ayudas a las organizaciones que ayudan a personas en situación de calle (esto ha afectado seriamente a la organización con la que colaboro)… y esto es precisamente lo que más se necesita hoy: hoy se necesita una acción social efectiva que dé respuesta a las necesidades de los ciudadanos y no gastar el dinero en cosas banales, en obras absurdas, en festejos sin sentido.

El planteamiento que me mata es el siguiente: si en situación de crisis, donde realmente la sociedad comienza a pasar necesidad, las instituciones dan la espalda a los ciudadanos ¿a qué nos hemos estado dedicando todos estos años?¿no es ésa su verdadera finalidad?¿por qué nadie se ha quejado?¿por qué nadie ha dicho nada de la creación de riqueza-humo que sólo beneficiaba a unos pocos aprovechados y de la que no ha quedado nada para el resto de la población?

Hoy los bancos siguen creciendo en cifras vergonzosas, a costa de los demás, mientras los países recortan la ayuda internacional (por supuesto) y nacional… aumentando las desigualdades de unos pocos que viven a cambio de que los demás soporten su ritmo de vida. Y todo ello bañado con unos tintes de xenofobia que comienzan a asustar, así como unos índices de analfabetismo funcional para echarse a temblar.

En fin, que la situación no es nada alentadora y que ojalá comiencen a aparecer iniciativas positivas que den un poco de esperanza. Espero escribir dentro de poco un post sobre iniciativas sociales admirables que hay hoy en día para paliar la situación. Sí, las hay, pero hoy estoy desanimado: os debo un post.

Un saludo,

Juan Fernández

[Créditos imágenes: img 1 & img 2]

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Política y sociedad y etiquetada , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Sobre la reducción de los presupuestos sociales

  1. Pingback: Proyectos inspiradores: Grameen Bank | Razonamiento Crítico

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s