El Síndrome del Ingeniero Desorientado

El detonante de este post fue mi viaje en tren de ayer: tras un “Oye, ¿tú eres teleco?” y un “No, ingeniero informático”, un teleco desconocido y yo nos embarcamos en una conversación que volvía a remover ideas, sospechas, que traía desde hace tiempo y que no he terminado de poner en claro: me refiero al síndrome del ingeniero desorientado.

A diario trato con montones de ingenieros (informáticos, telecos, electrónicos…) y hay algo que últimamente me estoy encontrando demasiado: gente altamente cualificada que trabaja con salarios tercermundistas, con horarios extremos, realizando proyectos de muy baja o nula calidad y sintiéndose totalmente infravalorados. Creo que los ingenieros de las consultoras son los mineros del siglo XXI.

Del salario o los horarios paso de hablar más, que ya hay miles de post llorosos sobre la situación de los ingenieros por toda la web, pero hay una cosa que sí me duele de verdad, y es el hecho de saber que tenemos potencial para muchísimo más de lo que estamos haciendo en nuestro trabajo actual.

Personalmente creo que los ingenieros estamos llamados vocacionalmente a buscar soluciones a problemas de la sociedad: para ello nos hicimos ingenieros, ¿no? Me refiero a que nuestro objetivo profesional en la sociedad es construir aplicaciones que resuelvan problemas de comunicación en grandes organizaciones, construcción de sistemas de comunicación a distancia que unan a la gente, herramientas reales que optimicen el funcionamiento de las entidades públicas… y sin embargo muchas veces la sensación que percibo a mi alrededor es que hacemos cosas totalmente vergonzosas, proyectos que sólo van a funcionar los martes de cuaresma y si no llueve… en fin, que todo esto hace que haya montones de ingenieros infelices a mi alrededor.

Ante esta situación veo dos actitudes que aparecen reiteradamente. La primera actitud, tristemente habitual, es tirar la toalla: pensar que “esto es lo que hay”, que “todas las empresas son iguales”, que “para qué voy a valer yo si llevo X años trabajando en Cobol/C/…”, …

La segunda actitud, mucho más difícil de encontrar pero que es totalmente inspiradora y contagiosa cuando la encuentras, es la de aquella gente que piensa que si vas a dedicar un tercio de tu vida al trabajo, que al menos te apasione lo que haces, aquellos que están de acuerdo con el concepto del “salario emocional”, aquellos que no paran de aprender nuevas tecnologías, no paran de abordar nuevos proyectos en sus ratos muertos, buscan nuevas formas de tener un impacto social real… es a ello a lo que todos debemos tender: de ellos debemos aprender.

Y ante la desgana, la apatía o el pesismismo, acciones:

  • Si quieres salir de tu empleo actual, aprende nuevas tecnologías en tus ratos libres: .Net, Android, HTML5, Cocoa…busca la que más te APASIONE y dedícale algo de tiempo.
  • ¡Aprende inglés! Te abrirá puertas para poder volar al extranjero y buscar ese trabajo que anhelas, además de convertir el mundo y su información en algo al alcance de la mano.
  • Amplía tus redes sociales: contacta con gente con tus mismas inquietudes y busca apoyo a tu alrededor.
  • Aplica tu conocimiento y experiencia en proyectos que te llenen humanamente: ayuda a ONGs, movimientos sociales a tu alrededor, participa en proyectos educativos en tu región, en comunidades de Software Libre…
  • Estudia la posibilidad de comenzar tu propio proyecto empresarial: ¿por qué no?

Hay mil cosas más que puedes hacer para cambiar, pero lo más importante es el primer paso: ¿eres un ingeniero desorientado? Entonces muévete por el cambio.

Un saludo,

Juan Fernández

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Política y sociedad, Tecnología y etiquetada , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

7 respuestas a El Síndrome del Ingeniero Desorientado

  1. Pingback: Tweets that mention El Síndrome del Ingeniero Desorientado | Razonamiento Crítico -- Topsy.com

  2. Julio dijo:

    Cuánta razón…!! estoy totalmente de acuerdo, me ha gustado mucho el post.

    Un abrazo!

  3. Cepowak dijo:

    Me llevó 7 años acabar teleco (y eso que me gustaba), y no he tenido mala suerte con mi trabajo… hasta que me he quedado sin él. Ahora lo único que hay son puestos en las famosas cárnicas, y tengo la misma motivación para trabajar en esas como para ponerme de reponedor de Carrefour (aquí trabajas tus horas y pa’casa)… Además de “desorientado”, yo añadiría “humillado”.

  4. Carolina dijo:

    Magnífica reflexión!!!!!!!

    Es cierto que me coge un poco lejos por no ser ingeniero, aunque menos de lo que podemos pensar, pero aún así entiendo y me siento muy identificada con el mensaje de fondo. LUCHA POR LO QUE QUIERES, POR CONSEGUIR TU SUEÑO, NO TE CONFORMES, NO TE RINDAS……
    Enhorabuena Ingeniero 😉

  5. Santiago dijo:

    Pues la verdad, invertir el tiempo libre en aprender… si está bien, pero no todo el mundo está llamado a eso, hay muchas otras aficiones y obligaciones familiares que uno no puede descuidar. Y cuando uno lleva unas… 10 horas delante de la pantalla como que a uno no le apetece llevarse unas cuantas más.
    Aunque en el fondo estoy de acuerdo con la actitud emprendedora e inconformista. Llevas toda la razón, 1/3 de nuestra vida es trabajo y la mitad del tiempo que estamos despiertos estamos trabajando así que vale la pena ser felices en ese tiempo.

  6. fandez2010 dijo:

    Hombre, no tienes por qué aprender necesariamente delante del ordenador. Se me ocurren muchos libros interesantísimos que pueden aportarte muchísimo como persona y como profesional.

    Respecto a los hobbies y la familia, está claro que pueden ser prioritarios, no digo que esto les tenga necesariamente que robar el tiempo a ellos, pero arrancar unos minutos (¡cuarenta y cinco minutos un par de días a la semana dan para mucho más de lo que crees!) a la semana para otras cosas pueden abrirte muchas puertas en el futuro, y hacerte crecer profesionalmente

  7. fandez2010 dijo:

    Un apunte gracioso:
    en la publicidad relacionada de la entrada de blog que mete Google, aparece lo siguiente:

    “Trabajar en Accenture ES: Oportunidades trabajo tecnológico ¡Mira las ofertas y envíanos tu CV!”

    Jaja… Google debería revisar su motor de asignación de publicidad… 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s