Sobre la destrucción de la democracia

Que la sociedad española está harta de la clase política que nos “lidera” es algo prácticamente indiscutible.

Que nuestro país está realmente en una situación crítica me parece otro punto carente de discusión posible. El hambre llama a la puerta de cada vez más gente en nuestras ciudades (somos el segundo país con mayor porcentaje de indigentes de la EU – http://www.eleconomista.es/economia/noticias/1078146/03/09/Espana-segundo-Estado-de-la-UE-con-mas-personas-pobres.html), el paro no deja de aumentar y se siente que la población no cree que los políticos tengan la capacidad de provocar un cambio.

Con este panorama surge la propuesta (liderada por la oposición, por supuesto) de realizar un adelanto de las elecciones y no puedo evitar hacerme una serie de preguntas: Dando por sentado un bipartidismo total en nuestro país ¿se encuentra la oposición capacitada para llevar a cabo un cambio real en nuestra situación?

Siendo evidente que el gobierno actual es incapaz de sacarnos de esta situación me planteo: ¿existe una diferencia ideológica o de enfoque que justifique un cambio de gobierno? Es decir, conociendo los antecendentes de inhabilidad funcional de la clase política, ¿podemos permitirnos el lujo de esperar algo bueno con el cambio?

Hace poco veía un interesante documental (http://video.google.com/videoplay?docid=-4326973599647466838#) donde se cuenta cómo en la democracia actual, metafóricamente, se nos permite elegir “con qué salsa nos van a cocinar, pero que no nos cocinen queda totalmente fuera de discusión”. Si somos conscientes de la falta de capacidad de acción de la clase política, atada de pies y manos por los mercados internacionales, la deuda y las empresas privadas que son finalmente quien manda, ¿tiene sentido la continuidad de esta democracia?

Citando a Julio Anguita en su intervención en “59 Segundos” (http://www.youtube.com/watch?v=1S_n648NCnI) se nos ofrece la posibilidad de elegir entre el saxo y la trompeta, cuando realmente los ciudadanos queremos cambiar la melodía.

Y si el gobierno no es capaz de defendernos de las políticas económicamente agresivas de los neoliberales que dirigen el mundo, llevando al país a una situación de pobreza endémica para beneficio de bancos, inmobiliarias y potencias extranjeras ¿quién lo hará? ¿No tenemos una alternativa a la situación actual? ¿No hay forma de escapar al capitalismo extremo que se ríe de la democracia?

En fin, considero la nuestra una situación un tanto angustiosa y me siento un tanto desamparado en estos planteamientos: ¿estamos llegando a la destrucción de la democracia para pasar al control de la sociedad por parte de las grandes empresas y organismos? ¿son los gobiernos democráticos meros instrumentos en manos de la gente que realmente manda?

¿Opiniones a favor y en contra? ¿Respuestas? Soy todo oídos

Un saludo,

Juan Fernández

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Política y sociedad y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

9 respuestas a Sobre la destrucción de la democracia

  1. Santiago dijo:

    ¿son los gobiernos democráticos meros instrumentos en manos de la gente que realmente manda?,
    Si, estoy totalmente convencido de ello. Es la única manera que encuentro de explicar el comportamiento de la clase política y sus decisiones. Y lo que quieren principalmente es:

    -Abolir las religiones especialmente la católica.
    -Destrucción de la familia.
    -Abolir la propiedad privada.

    De este modo el estado tomará el control total de la persona.

    -La propiedad privada ya está prácticamente abolida, se ha conseguido con último boom inmobiliario, precios desorbitados de vivienda que en muchos casos deberán pagar los descendientes so pena de perder una propiedad.

    -Destrucción de la familia, ¿qué vamos a comentar sobre este punto? esto para mi es obvio.

    -Abolir las religiones, especialmente las critianas-católicas, porque a mi modo de ver ponen claramente a Dios por encima del estado. Y bueno también lo están consiguiendo, de echo de cada vez veo más inculcada en la sociedad la idea de que creer en Dios es ser una especie de pirao sin criterio.

  2. fandez2010 dijo:

    No creo que el gobierno quiera abolir la propiedad privada. Abolir la propiedad es propio de un planteamiento comunista, donde lo que importa es el bien común y la igualdad, mientras la situación actual lo que pretende es el enriquecimiento de las grandes compañías y los bancos.

    Para que los bancos sigan creciendo necesitan que pidamos hipotecas que nos tengan atados a ellos durante años, pagando unos intereses astronómicos, es por ello que les interesa que sigamos comprando como locos, así que creo que ahí discrepamos: la propiedad privada es lo que mantiene la economía del país a flote en el caso de las empresas y lo que mantiene la economía de las familias ahogadas, lo que lleva a que las familias sean mucho más manejables, más explotables y menos cultas: una masa popular que funciona como mano de obra con lo justo para llegar a fin de mes y proporcionar lo suficiente a los de arriba.

    Un saludo

  3. Santiago dijo:

    Discrepo en el concepto que tienes de comunismo, pues le faltan comillas a “bien común” e “igualdad” puesto que en ningún régimen comunista no se ha dado ni se da esta situación, bueno en igualdad si, igualdad de pobreza entre la clase que no dirige el cotarro.
    Así que para mi eso siempre va entre comillas porque es el anzuelo.
    Por otro un DVD o una TV no lo considero propiedad privada como tal. En cambio la vivienda es algo que perdura más a lo largo del tiempo se trasmite de generación en generación e incremente el patrimonio de quien lo posee. ¿Quién es propietario de su vivienda? mientras siga pagándo la hipoteca es del banco y el ciudadano puede pensar que es suya.. pero es del banco y la siguiente generación ya ni podrá comprarse una casa, simplemente sólo podrá alquilar. Que eso es lo que intentan también inculcar.

    No pocas personas me lo han planteado argumentando que en Alemania y otros paises es así y yo digo.. ¿y qué? si se tiran por la ventana yo también?

    Por lo demás estoy de acuerdo que el planteamiento es mantener atado al ciudadano haciéndole pensar que es rico por tener un plasma y un dvd incluso un BMW, pero al fin y al cabo está ahí esclavizado, que a fin de cuentas lo que interesa.
    El comunismo esclaviza al pueblo, pero lo hace de una manera brutal, y al final el pueblo se revela porque se da cuenta que antes siendo pobre era más rico que en el “igualitario” sistema comunista.

    En cambio con el actual planteamiento se pretende conseguir la esclavitud a nivel global, pero cuidando de que no se revele el hombre.

  4. fandez2010 dijo:

    “En cambio con el actual planteamiento se pretende conseguir la esclavitud a nivel global, pero cuidando de que no se revele el hombre.”

    ¡Guau! Me ha encantado esa frase

    +1

    • Santiago dijo:

      “una masa popular que funciona como mano de obra con lo justo para llegar a fin de mes y proporcionar lo suficiente a los de arriba.”
      “lo que lleva a que las familias sean mucho más manejables, más explotables y menos cultas”
      Sasto! y encima no nos damos cuenta de cómo nos manipulan, y el poco tiempo libre a ver teleTrash.

  5. Ceporrock dijo:

    Estoy de acuerdo con bastantes cosas y discrepo con otras… pero lo que realmente me ha llamado la atención es la frase esa de “se nos ofrece la posibilidad de elegir entre el saxo y la trompeta, cuando realmente los ciudadanos queremos cambiar la melodía.”

    La pregunta es: ¿qué ciudadano conoce la melodía adecuada/buena? o mejor: ¿cuántos entienden algo de solfeo? En caso de conocer la melodía… ¿con qué instrumento tocarla?

    ¿Lo sabe Anguita? Lo dudo.

    • Santiago dijo:

      No se cuántos habrá, pero bastantes me atervería a decir que si, lo que pasa es que a la hora de votar se plantea la sicutación… votemos a B para echar a A porque si voto a E, F o G que se adecuán a mi ideal no lograremos echar a A.

      Simplemente es la condición del hombre que necesita pacer en un rebaño, seguir a la masa para sentirse parte de un todo.

  6. Pingback: ¡Democracia Real Ya! | Razonamiento Crítico

  7. Sandra dijo:

    Hola Juan!

    Estaba echando un vistazo al blog y he visto esta entrada. Y con la que esta cayendo y con todo lo del 15M, parece que hubieráis tenido una bola de cristal delante y que sabíais de antemano la que se iba a montar.

    No se si todos los ciudadanos entendemos de solfeo, pero todos tenemos gustos y esta melodía no gusta a la mayoría. ¿El problema? Que no tenemos un director de orquesta que sepa dirigirnos. Y no tiene pinta de que vaya a venir ninguno mejor…

    Me encanta tu blog, un saludito!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s